sábado, 3 de enero de 2015

LA CONCIENCIA COLECTIVA Y EL DESPERTAR DE LAS MASAS

      

 
De Gaetan Lee from London, UK - Human brain - please add comment or fav this if you blog with it., CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4624928

                                                   

SOPLAN VIENTOS DE REVOLUCIÓN


Parece que ahora sí es inevitable. La semilla de la revolución está sembrada, pues aunque todavía son pocas e insuficientes para propiciar el cambio, cada vez son más las mentes que están despertando y sumándose a esa toma de conciencia colectiva. Ya no es solo la indignación o el deseo de cambio lo que compartimos, sino que ahora además pensamos y actuamos como una sola mente. Cada vez que somos solidarios, cada vez que ponemos nuestro granito de arena desinteresado o plantamos cara a la injusticia o nos revelamos contra el opresor o incluso cuando compartimos con otros nuestra visión de la verdadera naturaleza del capitalismo, estamos trabajando en equipo y contribuyendo  colectivamente a un mismo fin. Somos gente corriente, ciudadanos de a pie, no nos conocemos entre nosotros ni seguimos directriz alguna, tampoco estamos organizados pero sabemos que es lo que tenemos que hacer para cambiar las cosas. Un trabajo en equipo como el de las hormigas o las abejas, que sin tener conciencia de si mismas como individuos, conforman una comunidad donde cada minúsculo cerebro está programado para trabajar por un único objetivo común.
                                   

                        

 

EL EFECTO DOMINO YA SE HA DESENCADENADO                                      

 

Internet es uno de los inventos que más han influido e influirán en la humanidad, no solo por su extraordinario poder de transmisión de los conocimientos a un solo click, sino porque nos hemos dado cuenta de que es el mejor instrumento posible para la discusión y toma de decisiones en grupo. Un tal Giuseppe Piero Grillo en Italia se dio cuenta de que se podían organizar votaciones telemáticas multitudinarias para que los ciudadanos pudieran decidir directamente su destino político, y no es el único, ya que se han producido más casos de esta innovadora simbiosis entre la red y la democracia tales como la constitución islandesa o el proceso constituyente de PODEMOS. Y así fue como sin darse cuenta el mismo capitalismo que vio en internet otra oportunidad de negocio, sentó las bases de la revolución. La globalización supondrá sin duda el principio del fin de la dictadura del dinero, ya que esa interconexión mundial no ha hecho sino acelerar el proceso de la toma de conciencia colectiva en masa. Esta conciencia, a diferencia de la individual, se toma de manera más lenta pero más profunda y es la que propicia las revoluciones y consiste en que los individuos, de manera más o menos simultánea, llegan a tener conclusiones metafísicas idénticas a las de otros, pero a través de sus propios razonamientos. Lógicamente no somos hormigas y la nuestra es más compleja y elevada.

                                            

 

  EL MUNDO SE ESTÁ MOVIENDO                               


 Los seres humanos han sufrido las consecuencias de la avaricia  y de este capitalismo que ha evolucionado en la última década hacia un monstruo descontrolado que nunca sacia su ansia de poder, también los ciudadanos sufrimos una terrible esclavitud disfrazada de civilización que nos obliga a consumir mientras creemos que lo material nos hace libres, sustentando así al terrible sistema capitalista que devora vidas inocentes cada segundo.
Pero nosotros por fin estamos cambiando el mundo. Internet ha derrocado más de un gobierno y en Europa se presumen cambios inminentes, no traumáticos, en el panorama político.
Con toda esta resistencia ciudadana y los movimientos político-sociales emergentes, parece que por fin vamos a tomar las riendas de nuestra propia vida, de manera lenta pero irreversible.






No hay comentarios:

Publicar un comentario