sábado, 12 de mayo de 2018

POR QUÉ LAS COSAS SON COMO SON



                                                         CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=618290






Si aquel meteorito que extinguió a los dinosaurios hubiera sido algo más grande, o si el Neandertal siguiera entre nosotros, o si no hubieran nacido ni Buda, ni Cristo, ni Mahoma, ni Hitler, ni Ernesto Guevara, ¿Cómo estaría el panorama actual? Eso es algo que de momento no se puede decir a ciencia cierta pues “los acontecimientos ya sucedidos” son el resultado de la pura probabilidad cuyo número de posibles efectos aumenta de manera exponencial a cada milésima de segundo.

Para hacerme entender voy a recordar la leyenda sobre el origen del ajedrez:

Un hombre poderoso de la antigüedad encargó a un sabio el diseño de un juego con el que entretenerse, y éste inventó el ajedrez para su señor. Agradecido aquel hombre de estado le ofreció cualquier recompensa que le fuera demandada a cambio del regalo realizado, entonces el sabio que además era matemático le pidió un grano de trigo por el primer cuadro del tablero, dos granos por el segundo, cuatro granos por el tercero y ocho por el cuarto, y así doblando sucesivamente la cantidad de granos hasta cubrir los 64 cuadros del tablero. La cifra resultante es 18.446.744.073.709.551.615 granos de trigo, es decir con la producción actual necesitaríamos mil años para recolectar esa cantidad. Pues bien ahora pensemos en el porqué de las cosas que podria explicarse diciendo."Las cosas son así porque las otras realidades que se pudieron haber producido no llegaron a hacerlo" pero esto es demasiado obvio, y ya sea el azar o providencia, todos nosotros formamos parte de ese porqué. 

Al preciso momento en que se originó el universo lo llamaremos cuadro del tablero nº 1 y pondremos un grano de trigo que represente el primer acontecimiento conocido. Al instante siguiente los millones de partículas en expansión resultantes, la casilla nº 2, que bajo el efecto de las condiciones de presión y temperatura podrían representar cada una de ellas un acontecimiento por sí mismas en la medida que se distribuyeron por el espacio-tiempo de una manera determinada cada una de ellas, llegando después a combinarse para formar átomos y éstos a su vez moléculas en las sucesivas casillas del tablero. Imagina pues las infinitas posibilidades, o infinitos granos de trigo que habría que poner ya en la casilla nº2, nº3 o nº4 por ejemplo. No tenemos un número para definir esa cantidad, ahora bien teniendo en cuenta que la materia está en constante movimiento a nivel subatómico y molecular, incluso a nivel celular en los seres vivos y si consideramos por ejemplo, que una célula de nuestro organismo al dividirse y formar otra igual constituye un acontecimiento, porque en realidad lo es, entonces incluso mi prima es un enorme tablero de ajedrez donde se producen infinitos acontecimientos a cada segundo.

La relación causa y efecto, es pues interminable en términos de la Física ya que podríamos decir que cada segundo que pasa, por hablar de una unidad de medida temporal cuantificable, es el siguiente cuadro del tablero que nunca tiene fin. Si aquel meteorito, si el neandertal o los profetas, o el tirano o el revolucionario son acontecimientos, la causa y efecto a nivel histórico también son infinitos.

Conclusión:


Todos los caminos que podía haber tomado la historia primero dependieron de la física, luego la misma historia llegó hasta el momento actual a través de infinitas posibilidades que no llegaron a materializarse en acontecimientos, siendo el momento actual resultado de un tablero de ajedrez tan grande como el universo.

Reflexión:


Viendo la inmensidad del tiempo y el espacio solo cabe deducir la insignificancia del ser humano. ¡Que nadie se engañe! Haber nacido es muy difícil, por ello olvídate de darle importancia al dinero o al poder, el sistema capitalista actual solo es la posibilidad que llegó a producirse por pura casualidad, los momentos de tu vida, tus percepciones, cada respiración es una rareza obra del suceder ya sea arbitrario o no, así que entiende que todos somos parte de un engranaje cósmico y parte decisiva en los sucesivos acontecimientos, somos insignificantes por separado y a la vez lo más importante como parte de la naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario